Y tú, ¿le pones magia?

¿Existe una realidad o somos capaces de crear nuestra “propia” realidad? No sé vosotros pero yo soy de las que cree que las cosas no son lo que son, porque, en realidad,  no son nada. Son lo que tú quieras que sean, y ¿cómo las conviertes en lo que tú quieres que sean? viviéndolas como las vivirías si fueran lo que te gustaría que fuesen. ¡Vaya lío! Para que me entendáis, digamos que hay personas que tienen la habilidad que convertir todo lo que tocan en un super evento. Y ¿cómo lo hacen? Supongo que tienen la capacidad de añadir a todos los acontecimientos normales y cotidianos ese ingrediente que todos somos capaces de crear y sin embargo, son pocos los que son conscientes de cómo se crea… la magia. Y cómo ponerle magia a un momento tan cotidiano y normal como…

Acabas de cenar… ¡ya empieza, ya empieza!

Las tres en el sofá, no hay sitio, yo no quepo, sí, nos tenemos que distribuir así, Dhara también, a ella también le gusta… no te muevas porque no cabemos y paso de vivir este momento fuera del sofá. Durante meses, mi casa y mi existencia se paralizaban cada vez que esos hermanos aparecían. ¡Ya empieza! ¡ya empieza!… Los hermanos Bravo cabalgan con sus caballos… ¡yo quiero llevar esos vestidos! y ¡ser Almudena! Entonces nos dividimos, yo César, tú el hermano pequeño…  pero ¿por qué? ¡No me gusta! Te pega… pero, ¿por qué? …. No me gusta,… Porque es rubio… einnggg … ¿y qué?  ¡Yo quiero César Bravo! ¡No, César es para mí! Pero, ¿por qué? Porque sí. Lo he pedido. Pero, esto no se pide, esto surge. Pues ha surgido entre nosotros, pero ¿por qué? Prefiero a Aníbal… ya salta la otra… No, Aníbal es para mí… Pero, ¿por qué? Porque sí… Es verdad, a ti te pega el hermano pequeño…además, le gustan las pelirrojas…  ¡Buitres!  ¡Yo sí que vivo en… Tierra de lobos!

magiaEsta escena se repitió durante meses en mi comedor.  Sí, un evento. Un gran evento. Pero, ¿cómo conseguimos darle realidad a algo tan irreal? Pues, sería una técnica parecida a la que aplican los hombres cuando ven un partido de  fútbol. ¿Por qué gritan a la tele? Pues, porque mientras ellos corren al lado de Messi, nosotras llevamos vestidos de época. Ellos son más altos y más rápidos que el argentino, a nosotras, nos quedan mejor esos corpiños… Pero, todos estamos ahí, lo vivimos, los conocemos y nos escuchan….¡Ahí está la magia!

Y , ¿quién la crea? Que me perdonen los hermanos Bravo pero, ¿está la magia en una serie cutre Made in Spain que no cuenta ni con los mejores actores, ni el mejor guión, ni los mejores decorados? Yo creo que no. La magia la creábamos nosotras. El sofá, las mantas, la colocación, la música que nos abría las puertas a otro mundo… Las cosas son lo que son,  el decorado, la ilusión y la imaginación que le pongas, es decir, cómo las vivas es lo que las hará especiales. Porque todo pasa, y lo que estás viviendo ahora nunca jamás volverá a repetirse, nunca jamás lo volverás a vivir. Cómo lo hayas vivido y lo que hayas sentido al vivirlo es lo que quedará en ti por siempre. Así que, ¿tú qué crees? ¿Merece la pena ponerle magia?

2 thoughts on “Y tú, ¿le pones magia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *