¡¡Es una señal!!

Sólo con el corazón se puede ver bien, lo esencial es invisible a los ojos. Para mí, una de las frases más bonitas de El Principito. Es el secreto que le desvela el zorro al protagonista, cuando intenta explicarle por qué acabas viendo especial y diferente una rosa a la que tú le has dedicado tu tiempo. En su aspecto, su naturaleza y su forma es igual a todas las rosas. Pero, ¿qué la hace especial? Lo que significa para tí es lo que la convierte en tu rosa. Tu corazón es quién la reconoce entre todas las rosas.
El zorro habla en este capítulo de la importancia de los significados que sólo puede ver nuestro corazón. Habla, entre otras cosas, de las señales. Puedes creer o no en las señales. Eso sí,  si no crees, nunca las verás.
En mi caso, se podría decir que, después de ver Serendipity sentí una especie de alivio interior. ¡No estoy tan mal! ¡La de la peli está peor que yo! Pues sí, lo confieso. Creo que tu interior sabe cuáles son las respuestas y sólo tienes que ir con los ojos bien abiertos para encontrarlas. Porque la respuesta o el camino a seguir puede estar en un libro, en un cartel publicitario, en un encuentro fortuito, en un número…
Os describo, rápidamente, una escena bastante común en mi vida. Caminando con alguna amiga o amigo, escuchando, hablando… Cuando, de repente, me paro, le agarro del brazo y digo: ¡¡Es una señal!!… Ahhhh!!!… Lau, me das unos sustos… y la reacción del acompañante ya depende de quién sea, puede variar de un…
-¿¿Si?? ¡¡Qué fuerte… es una señalaca!!… a un…
-Tú estás fatal… ya estás con tus tonterías.
Esto, si estás con una amiga. Si estás con un amigo, no hay respuesta. Un hombre sólo te mira a los ojos, deja escapar un…¡¡buff!!… mientras piensa: está para que la encierren.
Pues sí, creo en las señales y por lo que veo es una creencia bastante extendida, porque ¿a qué se debe que Coca Cola haya puesto nombres en sus latas? Mmmmm… Va venga, coge una lata sin mirar, a ver qué nombre te sale… ¡Joan! Jooo… ¿Por qué?  ¡¡No tenía que salir éste!!… No te escondas, sé que lo haces, si eres una chica. Si eres un chico, te aconsejo que dejes de de leer 😉
Sí, la verdad es que todo parece indicar que en el departamento de marketing de la multinacional han hecho más de una apuesta mental. Pero, ¿cuál es la gran duda? No miento si digo que he recibido más de un whatsapp con esta pregunta:  ¿sirve como señal el nombre que me toca en la lata de Coca Cola?
Pues, lo siento. No dispongo de esta información :(. En tu caso, no lo sé, porque tal y como le explica el zorro al Principito, una señal sólo puede ser interpretada por la persona que la recibe. Es tu corazón quién la interpreta, así que se podría decir que es única e intransferible.

La otra noche, iba caminando por la calle, pensando en una de esas cosas que es casi imposible que sucedan. Uno de esos sueños propios de cuentos infantiles. Era uno de esos viajes mágicos, dignos de los piscis, en los que la mente te transporta a un lugar extraordinario. Te niegas a entrar en modo ascensor y te dices a ti misma esa gran frase que odias: sé realista y no te flipes. De repente, tu prima te llama y te dice: “Mira Lau, lo que nos regala la noche”. Giro la cabeza y en la pared de al lado, este mensaje escrito con tiza…

Para mí, esto es una señal… ¿Quién lo ha puesto ahí? ¿Por qué aparece justo en el momento en el que ese pensamiento cruza mi cabeza? ¿Es una casualidad? No creo en las casualidades, así que sólo me queda creer en la magia. Ya he comprobado que existe, la he encontrado varias veces. He decidido que seguiré la señal, no renunciaré a mi sueño, no desistiré. Ya os explicaré si, en este caso, vuelvo a encontrar eso que llaman magia.

Y tú, ¿crees en las señales?

3 thoughts on “¡¡Es una señal!!

  1. No sé si te había comentado algo ya … creo que no, pero te leo y es como escucharte delante de la máquina de café! Y mola! Un besazo….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *