Príncipes, Princesas y ranas que hablan…

Y tú, ¿qué prefieres?

Ranas y Príncipes

Pues yo creo que sí, que una rana que habla es más divertida y seguro, acaba sorprendiéndote mucho más que un Príncipe azul o una Princesa, que ya son perfectos desde un principio. Sí, prefiero una rana que habla, porque los Príncipes y las Princesas  tienen unos horarios y unas obligaciones que una rana no. Además, siempre tienen que llevar el mismo peinado para salir en las monedas y para qué engañarnos ¡¡¡son un aburrimiento de personas!!!
Te crean unas expectativas con esos trajes y ese lujo que luego, nunca llegan a cumplirse. Pero, si era un Príncipe… Era una Princesa… Era perfect@… El tiempo pasa y… ¡Noooo! ¡Era un/a mortal!
Y es que, qué malas son las expectativas. La misma palabra lo dice;  Expectativa: Dícese de lo que se considera lo más probable que suceda. Una suposición centrada en el futuro, que puede ser o no realista.
La mayoría de las veces no lo es, porque Disney ha hecho mucho daño y todo lo que esperabas de tu Príncipe o de tu Princesa ¡¡te lo habías inventado!! Es entonces cuando toca mirarse en “el espejo de la verdad”, ese espejo que nos enseña lo que no queremos ver y…  no es mi Príncipe… no es mi Princesa y … la verdad, da pereza darse cuenta, para qué engañarnos.
Por el contrario, una rana que habla siempre te puede sorprender. Reírte te vas a reír, porque una rana que habla tendrá muchas historias que contar y oye, nunca se sabe, quizás, esa rana acaba siendo un Príncipe o una Princesa, con la cara verde, eso sí, pero de la realeza igualmente y mucho más auténtic@.
La técnica está en no esperar, no construir, no vestir a Príncipes y Princesas y dejarse sorprender… ir descubriendo poco a poco a las personas y no dejar que el color o la especie nos condicione para seguir descubriéndolas. Dejar la mente a un lado y dejarse llevar por esa voz interior que nos dice… ¡esta persona merece la pena!  Así que… ¡atent@s!… porque en verano, los conjuros aumentan y muchas ranas que hablan se convierten en Príncipes y Princesas… os lo digo yo, que he conocido algunas… 😉

One thought on “Príncipes, Princesas y ranas que hablan…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *