Sin miedo

¿Habéis sentido, alguna vez, ese gusano chiquitito en la boca del estómago, que no te deja moverte, que te deja inmóvil, que te paraliza? Ese gusanito se llama miedo y lo hemos sentido todos. Todos lo hemos conocido. Pero, ¿cuál es la fórmula para que desaparezca? La respuesta es bien simple. Hacer aquello que dio lugar a su aparición. Armarte de valor y dejar a esa persona que no te hace feliz, hacer esa llamada que tienes pendiente, empezar esa relación que sabes que lo cambiaría todo,  sentir esa libertad que añoras, dejarlo todo y volar, llenar tus alas y volar. Alguien dijo una vez que las mejores experiencias de la vida empiezan con ese gusanito en la boca del estómago. Ese gusanito te avisa de que algo nuevo llega, algo desconocido, algo que no controlas… y sí, puede que te equivoques, que lo que esperabas no se haga realidad o puede que sí. Pero,  pase lo que pase, habrás vencido al miedo. No dejes que ese gusanito te paralice. No dejes que el miedo no te deje salir de tu zona de confort. Aprende a identificarlo y a vencerlo, porque ese gusanito se disfrazará de seguridad, de libertad, de prepotencia, de profesionalidad… Está claro, no quiere que lo reconozcan. Pero está ahí, bajo el disfraz, sigue existiendo. Siéntelo, pero enfréntate a él. Y te preguntarás, pero ¿cómo? ¿Cómo lo hago? No esperes resultados diferentes, si sigues haciendo lo mismo.  Así que cambia algo, haz un pequeño cambio, por pequeño que parezca y ese cambio te llevará a otro y ese otro a otro distinto y cuando menos te lo esperes, los resultados serán diferentes. Sin darte cuenta, habrás vencido al miedo. No permanezcas en tu búnquer de seguridad si no quieres, porque fuera, hay miles de cosas bonitas que te estás perdiendo. Así que date permiso y vuela, viaja, vive… Vamos, no tengas miedo… El mundo es para los valientes, para quienes se atreven…

“Aprendí que el coraje no es la ausencia de miedo, sino el triunfo sobre él. El hombre valiente no es el que no siente miedo sino el que conquista ese miedo”. Nelson Mandela.

6 thoughts on “Sin miedo

  1. Reconozco el miedo, de primeras quiere hacer que corras, después lo miras, después te acercas y después lo atraviesas, y cuando lo atraviesas… no hay palabras que definan lo bien que te puedes sentir. Besos primi, cada día te superas más!

  2. Sólo puedo darte las gracias por este post, por todos los gusanillos desenmascarados, por tantas cosas. Un beso enorme, mi queridísima piscis… ya sabes cuánto te quiero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *