Losing The Oremus

¿Alguna vez os habéis sentido perdidos? Pero no perdidos en el supermercado, que quieras que no, sabes que hay una salida, sino perdidos en un bosque, en un desierto, en el mar…. Perdidos en un lugar donde,  mires donde mires, ves lo mismo… el mismo color, el mismo viento, la misma luz… esos momentos en los que el estómago se te encoge y sientes ese gusanito en la garganta que no te deja articular palabra. Continue reading