¿Qué son las creencias limitantes?

Una creencia es una idea que se ha establecido en tu mente a partir de la experiencia del pasado o, incluso, que te ha venido impuesta por tu historia familiar. Las creencias pueden ser potenciadoras, neutras o limitantes.

Las potenciadoras no son preocupantes porque no solo no nos limitan sino que nos impulsan a superarnos cada día. Pero, ¿qué pasa con las limitantes? Lo difícil es identificarlas porque much@s tendréis creencias limitantes que no sabéis ni que existen en vuestra mente. La mente siempre busca la realidad que afiance su creencia porque de alguna manera estas creencias se han instalado en tu mente para garantizar tu supervivencia. Tu cerebro siempre va a trabajar para que no salgas de tu zona de confort porque ahí se siente seguro, es un entorno que controla, que no le supone estar alerta. Las creencias limitantes son verdades absolutas para tu mente pero no reales. Es decir, si en tu época de estudiante no se te daba bien estudiar, a día de hoy, quizás 20 años después de tu adolescencia sigues creyendo que lo tuyo no es estudiar y tu actuación afianza tu creencia limitante porque no te lanzas a estudiar o a formarte en lo que te apasiona y sigues condenado a permanecer siempre en el mismo sitio, que sí, para tu mente es un espacio muy cómodo pero tu mente nunca crecerá, porque la mente crece saliendo de su zona de confort, crece viviendo nuevas experiencias, arriesgándose, cayéndose y volviéndose a levantar. Romper las creencias limitantes es muy difícil, pero es posible. Primero, debes identificarlas, para ello, observa tu vida, en aquellas áreas que consideres que puedes mejorar o que no te sientas del todo satisfech@, muy probablemente, encontrarás creencias limitantes. Además, las creencias limitantes son como una especie de lupa que te hace poner el foco en aquellos aspectos que demuestran tu creencia pero las posibilidades son infinitas y seguramente, si tuvieras otro tipo de creencia encontrarías realidades distintas que la afianzan. Es cuestión de atención. Lo importante es ser consciente de que tu mente te manipula y busca el foco de atención en una realidad con múltiples posibilidades para seguir convenciéndote de que no te tienes que mover para no tener que esforzarse. Pero, ¿se pueden romper las creencias limitantes? La respuesta es sí,  existen diferentes métodos, pero de eso hablaremos en otro post.

Os dejo algunos libros que hablan sobre creencias limitantes… ¡feliz viaje!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *